El mundo de la decoración y el interiorismo está abierto a todas las estancias de la casa. Tal vez los salones o los dormitorios sean los espacios más dados a decorarse, ya que es allí donde pasamos más tiempo, tanto con la familia como en solitario. Sin embargo, otras estancias de la casa cuentan con las mismas posibilidades decorativas y pueden adaptarse a cualquier estilo. ¿Quieres darle un toque diferente a algunas habitaciones de tu casa?

La cocina es una de ellas y permite la introducción de todo tipo de diseño. De nosotros dependerá que siga la línea general de la casa o de darle un toque particular. La cocina es una estancia de visita obligada diaria, ya sea para preparar nuestros alimentos o, si disponemos de una zona office, ingerirlos. Dentro de todas las posibilidades que nos ofrece el mundo del diseño interior, vamos a decantarnos por el estilo vintage, el  que nos permite hacer uso de la ecodecoración.

Electrodomésticos pop

Puede que el protagonismo se lo discutan con otros elementos, pero no cabe duda de que los electrodomésticos juegan un papel indispensable en cualquier cocina. Éstos serán capaces de aportar un aspecto vintage a la estancia ofreciendo las mejores prestaciones para la cocina actual. De hecho, son varias las firmas que apuestan por un look vintage en sus electrodomésticos.

Uno de los que llama más la atención es la nevera. De éstas podemos encontrar de varios modelos, pero siempre con unas líneas muy de antaño. Las esquinas curvadas y los agarradores cromados contribuirán a darle un aspecto de lo más vintage a la cocina. En cuanto a lo demás, nunca quedará una cocina de fogones con un aspecto robusto.

Colores vivos

Una de las características que nos ayudará a conseguir una nevera de aspecto vintage serán los colores vivos. Éstos pueden encontrarse en la misma nevera que mencionábamos, pero hay otros elementos que también deben entrar en juego. Por ejemplo, es recomendable alicatar el salpicadero. La mejor opción, azulejos tipo metro de color blanco e intercalar algunos de colores vivos.

Si contamos con una zona office en nuestra cocina, podemos aportar color a través de la mesa y las sillas. Éstas últimas pueden dar mucho juego y es recomendable que todas sean diferentes para conseguir una imagen visual perfecta. Si las sillas tienen un color básico, podemos pintarlas a nuestro gusto gracias a las pinturas especializadas que nos ofrece el mercado. En este caso, una gran opción es apostar por pintar cada una de un color y dotarla de su propia personalidad.

Si quieres darle un toque vintage a tu cocina o quieres hacer una reforma al completo en ella, puedes pedirnos presupuesto para que te orientemos sobre el coste de la obra.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies