Ya hemos hablado mucha veces de los diferentes revestimientos que se pueden poner en un baño. Y aunque lo más habitual sean los azulejos, no siempre tiene por qué ser así. Los baños sin azulejos son cada vez más frecuentes (fíjate en bares, hoteles, restaurantes…) y descubrirás que existen otras alternativas igual de interesantes a la tradicional.

Queremos dedicar este artículo al gresite, una de las opciones más frecuentes en los baños. Este material cerámico permite decorar paredes y suelos dándoles un toque diferente. Se trata de un material de construcción, formado por materiales vítreos, en la mayoría de las ocasiones de vidrio reciclado.

Una de las ventajas del gresite es que consigue ampliar visualmente las dimensiones de un espacio sobre todo si es pequeño. Por eso si te fijas, lo habrás visto sobre todo en aseos que no cuentan con mucho espacio.

 

Normalmente las piezas de gresite miden 2×2 centímetros. Pero la instalación no se hace una a una sino que ya de fábrica vienen en mayas de 30×30 (en función del modelo) que facilitan su colocación. También hay que destacar que aunque normalmente sean piezas cuadradas, se pueden encontrar rectangulares o redondas, sobre todo. Respecto al color, la gama es muy amplia aunque en los últimos años los metalizados son los que están teniendo más éxito para los baños.

Respecto a las texturas, la mayoría de fabricantes hacen el gresite liso pensados para los suelos de baños y piscinas y gresite antideslizante cuando se va a colocar en suelos donde habrá mucho tránsito de gente (saunas o piscinas, por ejemplo).

¿Cuánto cuesta poner gresite?

¿Cuánto cuesta alicatar una pared? Eso dependerá del tipo de material que compres y de los precios del mismo. Los precios variarán en función del fabricante y de la calidad del producto.

Ventajas del gresite para el baño

Ya mencionábamos anteriormente la amplia variedad de colores que encontrarás en la mayor parte de los distribuidores para que se ajusten a la perfección al color que tengas en los muebles del baño. Pero hay más:

  • Versatilidad en las formas: la adaptabilidad del gresite a diferentes formas, sobre todo a las redondeadas permite que pueda instalarse en columnas o zonas complicadas a las que es difícil llegar. Si este tipo de instalaciones tuvieran que hacerse con materiales más estáticos, sería muy complicado.

  • Nula absorción del agua: al ser un material 100% de vidrio, la absorción del agua es prácticamente imposible. Esta característica hace que el gresite sea perfecto para zonas húmedas como baños y piscinas.
  • Resistente a los productos químicos: es probable que cuando limpies el gresite, utilices productos químicos. Lo puedes hacer sin ningún miedo pues están preparados para resistir a productos de estas características.
  • Instalación sencilla: como decíamos antes, el gresite viene en mayas de 30×30 por lo tanto facilita la instalación. Además es interesante destacar que cada pieza de la maya tiene las esquinas redondeadas lo que permite una mayor seguridad para el instalador pero también para quienes vayan a usar la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies